El Lauburu Ibarra Mahala venció por 0-6 al Mar Rock cántabro en la decimoctava jornada y suma una victoria que le permite ganar en confianza para el tramo final de temporada. Los de Aitor Arévalo realizaron un partido serio en todas las facetas del juego y dominaron el partido de principio a fin donde el resultado final es corto si se analizan las estadísticas de disparos que realizaron los ibartarras.

El partido comenzó con saque a favor de los ibartarras, que a los 7 segundos de juego estrellaron el primer balón en la madera del equipo local, los de Arévalo trataban de combinar rápidamente para desajustar la defensa cántabra. Los cántabros con un sistema muy conservador en defensa, esperaban en 15 metros con intención de esperar un error ibartarra que les permitiera montar acciones peligrosas ofensivas. En ataque con un juego 3-1 poco elaborado y con mucho juego directo, trataban de buscar segundas acciones para imponerse en el apartado físico donde la envergadura de sus jugadores era superior a la de los piparreros. Los morados en la primera parte realizaron 18 disparos a portería en el cual pegaron 4 postes y fallaron 2 balones con la portería vacía. Estos 18 disparos no fueron suficientes para abrir la lata en 19.59 minutos de la primera parte, cuando faltaba un segundo para finalizar la primera mitad, Javi Ayerbe desde su portería puso un balón largo con la mano que el portero rival ante el posible desconocimiento del reglamento se metió el balón dentro de su portería incomprensiblemente y para alegría de los piparreros que se fueron con el 0-1 de camino a los vestuarios.  

El comienzo de la segunda mitad fue idéntico, primera acción ofensiva piparrera y Beñat Bengoetxea con la portería vacía y con el portero batido tiraba un balón fuera para desesperación ibartarra. Los cántabros siguieron siendo un equipo conservador en tareas defensivas y en saques de banda a favor trataban de jugar acciones de 5×4 con el portero jugando como jugando avanzado.  En el minuto 5 de la segunda mitad Oier Goikoetxea hacia el 0-2 en el marcador tras buen contraataque de equipo. Los piparreros seguían teniendo clarísimas oportunidades pero no estaban finos en la finalización. A falta de 8 minutos Ion Ander Cuadrado ponía el 0-3 a favor tras gran acción colectiva de equipo. 3 minutos más tarde Oier Goikoetxea robaba un balón en la defensa del 5×4 y ponía el 0-4. A falta de un minuto y en una acción idéntica nuevamente Oier hacia el 0-5. Con todo resuelto Gurru ponía el 0-6 en el marcador finalizando el encuentro con este resultado donde el equipo piparrero jugó muy serio y donde no dio ninguna opción al equipo local.

Al finalizar el partido el entrenador indicaba: “Jugando a nuestro mejor nivel somos difíciles de batir y hoy hemos sido muy competitivos. Nos vamos contentos por la victoria y por el trabajo realizado. Después de tirar 39 veces a portería, conseguir 6 goles es un dato pobre pero es algo que tenemos que seguir puliendo. Desde mañana nos ponemos a preparar el partido con Zierbena, un equipo con un sistema defensivo diferente a los habituales en nuestra categoría y en el que tendremos que tener claras las pautas ofensivas para poderlos ganar y seguir con la racha victoriosa de estas semanas.”