LAUBURU KE IBARRA MAHALA – SAN JUAN AD

El Lauburu Ibarra Mahala venció por 6-0 al equipo navarro del AD San Juan y termina la
temporada con muy buenas sensaciones. Los morados que realizaron una primera parte muy
buena se fueron al descanso con un marcador de 5-0 y no dieron ni la mínima opción a los
navarros para pensar en la remontada.

Comenzó el partido con un ritmo muy alto por ambos equipos, último partido de la temporada
y enfrente el segundo clasificado de la liga con unos registros ofensivos temibles, 180 goles a
favor, lo que es lo mismo una media de 7 goles por partido introducidos, una bestialidad. Los
de Arévalo en el casillero ofensivo tenían 92 goles, casi la mitad de los goles que ha
introducido el conjunto pamplonica, la presa no parecía sencilla pero el conjunto morado se
puso el mono de trabajo desde el primer minuto del partido y ese trabajo dio sus frutos en el
minuto 3 de partido con un gol de Martin Ibarbia tras gran acción personal. Los ibartarras se
mostraban enchufados y un minuto más tarde en acción de estrategia de falta, era Oier
Goikoetxea quien ponía el 2-0 en el marcador. El vendaval ibartarra no tenía fin y dos minutos
más tarde Ion Ander Cuadrado se sacaba de la chistera una vaselina antológica que ponía
Belabieta patas arriba. Tras pedir tiempo muerto el equipo visitante se reanudó el encuentro,
los pamplonicas comenzaron a hilvanar las primeras acciones de peligro pero los morados
estaban seguros a nivel defensivo. Producto de esa seguridad un robo de balón de Álvaro
Alonso en media pista era perfectamente conducida por este que asistía a Martin ibarbia para
hacer el cuarto de la tarde con 8 minutos por jugarse. Los de Arévalo seguían gustándose tanto
en ataque como en defensa y a falta de 2 minutos Gurru ponía el 5-0 tras ejecutar una brillante
acción a balón parado de saque de esquina. Con este resultado finalizó una primera parte
redonda para los piparreros.

Comenzó la segunda parte apretando el conjunto navarro que en el primer minuto de juego,
dispuso de un penalti a favor, Javi Ayerbe detuvo el penalti realizando una magnÍfica
intervención. Los piparreros no querían concesiones y seguían apretando el balón con
intensidad. Los minutos pasaban y el resultado no se movía, a falta de 7 minutos para la
conclusión del partido Álvaro Alonso se sacaba de las chistera un gran disparo exterior que
sorprendía al portero rival estableciendo el 6-0 en el marcador. Tras el gol ambos equipos
dieron por bueno el resultado y movieron sus respectivos banquillos entre los jugadores
menos habituales. A pesar de que ambos equipos lo intentaron el resultado final fue de 6-0
para alegría de la parroquia piparrera.

Al finalizar el partido el entrenador indicaba: ”Terminamos la temporada con un resultado muy
positivo, el equipo durante la temporada ha ido a más y tenemos la sensación que si
hubiéramos tenido más pegada el equipo hubiera acabado entre los 3-4 primeros de la liga. Los
registros defensivos son buenos pero los registros ofensivos son muy pobres y al final estamos
en esa mitad de tabla que creo que es lo justo ya que no hemos conseguido marcar las
diferencias que nos hubiera gustado en este apartado. A nivel personal ha sido un reto,
contábamos con un perfil muy bajo de jugadores a nivel técnico y con el paso de las semanas lo
hemos mejorado y acabo muy satisfecho con el trabajo de los jugadores. Sin su constancia en el
día a día no sería posible. Todo mi agradecimiento hacia ellos.”