EL BARCELONA LASSA SE CLASIFICA PARA LA FINAL FOUR DE LAS ROZAS

Fin de semana para el recuerdo en la familia morada por muchos motivos, el Lauburu eguna fue uno de ellos, una fiesta que era necesario activar y de la cual el club hace un balance muy positivo, un día espectacular ayudó a que la comida popular o el futbolín humano se convirtiesen en momentos de comunión entre jugadoras, jugadores, madres, padres y resto de aficionados que acudieron a la cita.

Mientras tanto Belabieta se vestía de gala para recibir a los representantes cadetes de tres clubes de Primera división, un cartel de lujo donde nuestros guerreros intentarían a pesar de las notables diferencias en múltiples cuestiones, mantener el tipo y disfrutar del torneo que con todo merecimiento se habían ganado tras quedar campeones de Euskadi en la categoría.

Pero los dirigidos por Mikel Raposo no se conformaron con ser invitados de piedra durante el fin de semana y se convirtieron por méritos propios en la sorpresa y revelación del torneo, la primera parte frente a Sala 10 Zaragoza se convirtió en el aviso de que el que quisiese ganar a los piparreros debería de trabajar duro, el 2-0 a favor de los morados al descanso lo dejaba bastante claro, cierto es que los Aragoneses apuntaban alto en el juego y al paso por vestuarios el equipo era consciente de la dificultad del partido, los maños consiguieron remontar y ganar por la mínima por 2 goles a 3, siendo dos de ellos anotados en propia puerta con bastante mala fortuna para los locales.

Lágrimas de rabia que había que convertir en confianza y mentalidad ganadora para revelarse y  afrontar el choque de la tarde, Ribera de Navarra había sido superado por Barça dominador total del torneo y no quería irse de vacío del campeonato, sabedor de que los piparreros eran el equipo a batir en ese objetivo, pero los dirigidos por Mikel, de blanco para este choque, no estaban dispuestos a dejar pasar su oportunidad tras haber visto escapar entre los dedos la posibilidad de ganar a la mañana.

El partido se igualó en lo físico, se adelantaron los Tudelanos, pero los Ibartarras lograban empatar ante el delirio de la grada, de ahí a la tanda de penaltis, donde el empuje de la afición local y el acierto en los dos primeros lanzamientos con sendos fallos visitantes nos daban el primer punto del torneo y a la postre la tercera plaza, ahora si la celebración estuvo a la altura del esfuerzo, una celebración que por si sola merece seguir apostando por organizar este tipo de fases en casa, cuando los resultados nos lo permitan.

El domingo a la mañana tocaba enfrentarse a una de las canteras más potentes, un Barcelona Lassa que trabaja la sección de Fútbol sala de manera profesional, y que en la última década es dominador de muchos de los títulos en juego en categorías inferiores. Un aspecto que junto con las importantes diferencias que hay entre una comunidad y la otra en nuestro deporte y la fatiga acumulada durante todo el fin de semana, provocó que se encajará una abultada derrota por 1-14 que no debe empañar para nada el balance del torneo, felicitar al campeón, reconocer su superioridad y saborear la experiencia que a nivel formativo es como jugar 2 temporadas completas en día y medio.

Agradecer a  nuestra afición su apoyo incondicional, a las aficiones visitantes su excepcional comportamiento, a los clubes nuestra admiración y respeto esperando que el trato dedicado haya sido el más acertado posible, a los árbitros del comité guipuzcoano por haberse volcado en la difusión del evento con todo su equipo, a Aitor Arevalo, Aitor Andrés y Miguel Conde como técnicos del club por haber trabajado durante todo el torneo para que todo detalle estuviese en su sitio y a nuestros niños del equipo Infantil por su disciplina e imagen en las labores como auxiliares de pista.

Desde el club hemos procurado dotar al evento de los mejores medios a nuestro alcance, dándole una cobertura en Twitter a todos los partidos, grabándolos y subiéndolos a nuestro portal de Youtube para que los aficionados de los diferentes equipos puedan disfrutarlos cuando lo deseen, esperamos haber estado a la altura y que todas y todos los aficionados hayan quedado satisfechos. Muchas gracias.