El Lauburu Ibarra Mahala derrotó por 13-0 al Racing de Mieres asturiano en el primer partido de liga. Los de Aitor Arévalo pasaron por encima de un equipo  que se encuentra en periodo de construcción y que no pudo parar a un equipo ibartarra que sin hacer un gran partido en ataque, impuso un ritmo alto defensivo que hacían que las recuperaciones de balón se sucedieron continuamente por parte morada. 

Comenzó el partido con posesión completa ibartarra mientras los visitantes esperaban en media pista con intención de recuperar el balón y salir a la contra, a los piparreros les costó entrar en el partido producto de la poca velocidad que imprimían al juego. En el minuto 8 de partido se adelantaron los locales mediante una buena acción en ataque posicional que era bien finalizada por Asier Izagirre. 1 minuto más tarde era Aimar Iturriotz quien hacía el 2-0 en el marcador. Los morados eran muy superiores y las ocasiones se sucedían una tras otra. A falta de tres minutos Eneko Vinuesa ampliaba el marcador y treinta segundos más tarde Martin Ibarbia ponía el 4-0 tras ejecutar brillantemente una buena acción de estrategia.

Con este resultado finalizó una primera parte donde el equipo piparrero sin estar del todo bien, demostró más tablas en el campo y ese saber estar le fue suficiente para irse al descanso con una renta amplia.

El comienzo de la segunda parte no varió el escenario de la primera, el balón era dominado por los morados y las ocasiones también eran moradas, tal era la diferencia que había en el juego que los goles fueron cayendo con el paso de los minutos hasta sumar la cantidad llamativa de 13 goles, 9 de ellos en la segunda mitad,  una cifra poco normal para estas categorías. Los goleadores en la segunda parte fueron, Asier Izagirre (3 goles), Iker Sanchez (2 goles), Martin Ibarbia, Aimar Iturriotz, Iñigo Iriarte y Jokin Agirretxe. 

Al finalizar el partido el entrenador comentaba: ”Estamos contentos por la victoria, el partido de hoy nos vendrá bien para ganar en confianza, el equipo ha realizado un partido muy serio en el total de los 40 minutos y este es el camino a seguir. A nivel de ataque tenemos que mejorar el ritmo de balón, hoy ha sido excesivamente lento y si queremos luchar por metas mayores vamos a tener que elevar el ritmo, mejorar la calidad de los controles y trabajar también mejor el ritmo sin balón. Tenemos mucho trabajo por hacer y por mejorar y esa es la conclusión principal que sacamos del partido de hoy”.

El próximo sábado el equipo ibartarra viajará a la localidad asturiana de Lugones, para enfrentarse al equipo local de La Esperanza-Rangers. El partido dará comienzo a las 18:30 de la tarde.

Este fin de semana también se ponían en marcha varias categorías de base en las que competirá el club la presente temporada, los entrenados por Txubel se imponían por 3-1 en la tarde noche del viernes en su estreno en primera territorial esta temporada, por contra el Juvenil territorial perdía en su debut en Eskoriatza por 5 goles a 0.

Por último, el cadete afinaba su preparación ante el inminente estreno el fin de semana que viene y se imponía al Antiguoko por 6 goles a 2, poco a poco todas las categorías del Fútbol sala Guipuzcoano ponen en marcha sus respectivas competiciones.