Después del parón navideño, los chicos de Alfredo Hualde viajaron a Burgos para disputar el partido correspondiente a la décimo sexta jornada de Liga. Esta vez tocaba enfrentarse al Juventud del Círculo, equipo que hasta ahora se posicionaba tan sólo un puesto por encima del equipo morado, con 3 puntos más. Por tanto, teniendo ello en cuenta, los de Ibarra eran conscientes de la importancia que tenía conseguir la victoria para recortar distancias. 

De ese modo, se dió comienzo a una primera parte en la que el Lauburu fue bastante superior al rival. Desde los primeros minutos, los hermanos Carlosena tuvieron buenas ocasiones para abrir el marcador pero el portero despejó los tiros a puerta con acierto. Así, tras varias llegadas y muchas oportunidades, Iñigo se encargó de poner un importante 0 a 1 que servía para ganar confianza. 

Pasaban los minutos de la primera parte y, a pesar de la superioridad del Lauburu, el equipo burgalés también comenzó a ofrecer un buen espectáculo con una ocasión clave para empatar que sacaba Iñigo bajo palos. Poco después, a falta de 7:25 para llegar al final de la primera parte, Antxon ponía el 0 a 2 tras una buena asistencia de Aitzol. 

La intensidad seguía marcando el partido y ambos equipos se pusieron con 5 faltas. Ante tal situación, llegó un doble penalti a favor del equipo local que empezaba a dominar el partido, pero Endika logró parar defendiendo bien su puerta. Y, del mismo modo, más adelante, también llegó un doble penalti a favor de los de Ibarra que lanzó Zumeta y que metió al fondo de la red cerrando así la primera parte del encuentro con una importante renta de 0-3 en el marcador. 

Tras la vuelta de vestuarios, el equipo morado siguió creando ocasiones que, sin embargo, no conseguía materializar. Era momento de no perdonar, pero entre el portero y la falta de acierto, no se consiguió mover el marcador. Poco a poco tampoco les faltaron ocasiones a los de Burgos y, aunque Endika hizo una parada de mérito en un uno para uno, el equipo local consiguió anotar y acortar distancias aprovechando bien una transición tras una pérdida de balón del Lauburu.

Volvían los fantasmas en un equipo que necesita recuperar la confianza encadenando buenos resultados. No obstante, mientras que eso no ocurra, no se puede permitir el lujo de dar concesiones a sus rivales, teniendo que aprender a gestionar mejor partidos y momentos como el de este sábado; en el que tras muchos minutos de buen juego se desconecta por un error puntual y cae en barrena. Hay que recordar que esto ha costado puntos varias veces esta temporada y, fuera de casa, se paga a un alto precio. 

Faltaban menos de 10 minutos para llegar al fin del partido y, tras varios errores saliendo de presión, el Juventud del Círculo puso el 3 a 3 y empezó a creer en la remontada. Aún así, con dicho resultado, los de Alfredo Hualde tuvieron la templanza de aguantar y,  a algo más de 2 minutos para escuchar el pitido final, Zumeta cambió el rumbo del partido de nuevo, metiendo el balón en portería tras una volea a la salida de un córner. Fue entonces cuando el equipo local optó por el juego de 5 para intentar conseguir de nuevo, al menos, el empate. Sin embargo, a una décima del final, Javi Saldise subía otro gol al marcador, cerrando el partido con un 3 a 5 en el marcador que rompía la peor racha en años del equipo, que acumulaba 6 jornadas sin conocer la victoria.

Finalmente, el míster ibartarra declaraba que han conseguido dar la vuelta a su situación y dar un gran paso, pero que todavía hay que sacar muchos puntos más para poder llegar al objetivo. Además, añadía lo siguiente: “El equipo está bien. Somos conscientes de que jugando con nuestras características, con nuestra intensidad defensiva y con nuestra posesión de balón sabemos llegar y tenemos ocasiones, pero la falta de gol al final nos condiciona el tener los partidos más controlados. Creo que hemos dominado prácticamente la totalidad de los minutos y podemos decir que el resultado es justo y que nos merecíamos los 3 puntos”.

Tras esta importante victoria, el Lauburu sigue con la dinámica de trabajo y con ganas de seguir sumando, alcanzando la racha positiva para ir recortando puntos. Por tanto, toca de nuevo una semana de trabajo duro y de mucha concentración.

GOAZEN LAUBURU!!!!